Línea Verde Andorra-Sierra de Arcos

Las conclusiones de las CCAA, presentes en la propuesta del Consejo Europeo

06/03/2012

Por Redacción Línea Verde

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, incorporará las conclusiones que se tomaron durante la jornada técnica que se celebró en Santander el pasado 23 de febrero para fijar la Posición Común de las Comunidades Autónomas (CCAA) de cara al próximo Consejo Europeo del 9 de marzo.

El titular de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, que ha asistido en Madrid a la reunión del Consejo Consultivo de Política Ambiental para Asuntos Comunitarios, se ha mostrado muy satisfecho por la receptividad del ministro Miguel Arias Cañete con las conclusiones, que se incorporarán a la propuesta española en la reunión de Bruselas.

Los temas planteados se vertebran en torno a tres materias "trascendentales" para cuestiones de Medio Ambiente, como son la revisión de directiva del año 2001 del Parlamento y del Consejo sobre liberación intencional en el medio ambiente de organismos modificados genéticamente, la propuesta de reglamento del Parlamento y del Consejo sobre el establecimiento de un programa de medio ambiente y acción por el clima y una hoja de ruta para una economía baja en emisiones de carbono para el año 2050.

El Gobierno de Cantabria es el responsable, durante este primer semestre del año, de la coordinación de la representación autonómica en el Consejo de Medio Ambiente; motivo por el cual el consejero acompañará al ministro a la reunión del Consejo de Ministros europeo del día 9 de marzo en Bruselas, "para que allí se escuche la voz de las CCAA españolas".

Propuestas

1. Revisión de la Directiva 2001/18/CE del Parlamento Europeo y del Consejo sobre la liberación intencional en el medio ambiente de organismos modificados genéticamente más conocidos cómo transgénicos, (OGM).

Se trata de que los Estados miembros tengan la posibilidad de prohibir total o parcialmente el cultivo de OGM, pero precisando la lista de motivos en los que puede basarse dicha prohibición, y figurando entre dichos motivos componentes medioambientales. Además, en la lista de motivos puede ser incluida la innecesariedad de los cultivos OGM, ya sea por la inexistencia de motivos para la utilización de estos cultivos, o porque se demuestre que los efectos positivos del cultivo OGM han desaparecido o ya no son eficaces (por ej.: generación de resistencias en insectos o plagas).

2. Propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo relativo al establecimiento de un Programa de Medio Ambiente y Acción por el Clima (LIFE).

1) Resaltar el papel de las CCAA como autoridades ambientales en el programa y la importancia del ámbito regional.

2) Importancia de incluir un Subprograma específico en materia de Acción por el Clima, dentro de la temática de proyectos financiados en el marco LIFE, siendo muy adecuada la posibilidad de financiación de planes y estrategias a nivel regional y local.

3) Se considera necesario articular instrumentos en el nuevo LIFE que garanticen la continuación de la participación de las regiones, tanto en la definición de los programas de trabajo plurianuales como en los criterios de selección de los proyectos.

4) En la fase actual de inicio de los debates sobre la propuesta de Reglamento las CCAA manifestamos el deseo de participar y ofrecemos colaboración activa en dichos debates.

5) Respecto al tema de Proyectos Integrados (PI), se destaca lo siguiente:

Los PI parecen muy complicados de formular y no queda claro qué son exactamente. Al atenderse a distintas políticas europeas se mezclan demasiadas administraciones, y se excluye en la práctica a actores privados, a PYMES, ONG, que no serán capaces de poder tramitar correctamente dichos PI, con lo que si las Administraciones Públicas hacen un uso masivo de estos PI se corre el riesgo de que otro tipo de proyectos propuestos por la sociedad civil y el sector privado se queden sin fondos.

Surge alguna duda en relación con las regiones que no son de convergencia, que  tienen que concentrar sus fondos en temas de innovación, PYMES y economía baja en carbono, con lo que cabe preguntarse si, para estas regiones, los PI tienen sentido.

Surge la duda de cómo se puede asegurar que la no disponibilidad de fondos en alguna de las partes no hace inviable al conjunto del proyecto.

Se propone dar un sentido más interregional a los PI, de forma que, coordinados por el Estado, puedan ser más fácilmente incluidos en los presupuestos de otros fondos, como el FEDER.

6) Respecto al tema de Simplificación y cofinanciación:

Necesidad de simplificar el procedimiento y facilitar la tramitación de los proyectos, definir con mayor claridad los criterios de valoración y de exclusión, y darles continuidad permitiendo programación a medio y largo plazo.

A favor de la discriminación positiva para hábitats y especies prioritarias, y de dar más peso a los indicadores técnicos al valorar la calidad de un proyecto.

Partidarios de aumentar los porcentajes actuales de límite de la categoría de asistencia y/o la de "gastos generales" que no necesitan justificación.

Respecto a la consideración de ciertos gastos como no elegibles, en el caso de los costes de personal permanente no se considera adecuado, ya que la dedicación de los gestores del proyecto deberían ser gastos elegibles. Respecto al IVA, tampoco parece justificada su exclusión como gasto elegible. Debería realizarse un esfuerzo en encontrar otras medidas para abaratar costes de gestión del programa.

Sobre simplificación, en la evaluación del proyecto podría estudiarse un procedimiento en dos fases, con una "preselección" previa de propuestas simplificadas para evitar el esfuerzo de preparar y evaluar un LIFE inútilmente.

7) Respecto al tema de Equilibrio territorial:

Se considera acertada una distribución geográfica de los proyectos.

El equilibrio territorial puede ser una herramienta útil, pero es necesario que se recojan las particularidades de cada Estado Miembro. La diversidad y los recursos naturales no están igualmente repartidos en la UEy esnecesario atender al diferente peso que recae en los Estados en el mantenimiento del patrimonio natural comunitario.

Aclarar si el concepto de equilibrio territorial se circunscribe exclusivamente a los PI o a todos en general. Se propone que el concepto de solidaridad y reparto de responsabilidades se aplique a todos los proyectos.

8) Respecto al tema del Papel de los Estados miembros, se destaca que:

Es importante que los Estados miembros participen activamente en la definición de los criterios de elegibilidad y de evaluación del programa LIFE, y que los sistemas de evaluación de los proyectos sean claros y transparentes.

Posibilidad de que los Estados miembros pudieran intervenir en la elaboración de los indicadores técnicos para la valoración de la calidad de los proyectos.

3. Hoja de ruta para una economía baja en emisiones de carbono para 2050.

1) Resaltar el papel de las CCAA como autoridades ambientales en el programa y la importancia del ámbito regional.

2) Importancia de incluir un Subprograma específico en materia de Acción por el Clima, dentro de la temática de proyectos financiados en el marco LIFE, siendo muy adecuada la posibilidad de financiación de planes y estrategias a nivel regional y local.

3) Se considera necesario articular instrumentos en el nuevo LIFE que garanticen la continuación de la participación de las regiones, tanto en la definición de los programas de trabajo plurianuales como en los criterios de selección de los proyectos.

4) En la fase actual de inicio de los debates sobre la propuesta de Reglamento las CCAA manifestamos el deseo de participar y ofrecemos colaboración activa en dichos debates.

5) Respecto al tema de Proyectos Integrados (PI), se destaca lo siguiente:

Los PI parecen muy complicados de formular y no queda claro qué son exactamente. Al atenderse a distintas políticas europeas se mezclan demasiadas administraciones, y se excluye en la práctica a actores privados, a PYMES, ONG, que no serán capaces de poder tramitar correctamente dichos PI, con lo que si las Administraciones Públicas hacen un uso masivo de estos PI se corre el riesgo de que otro tipo de proyectos propuestos por la sociedad civil y el sector privado se queden sin fondos.

Surge alguna duda en relación con las regiones que no son de convergencia, que  tienen que concentrar sus fondos en temas de innovación, PYMES y economía baja en carbono, con lo que cabe preguntarse si, para estas regiones, los PI tienen sentido.

Surge la duda de cómo se puede asegurar que la no disponibilidad de fondos en alguna de las partes no hace inviable al conjunto del proyecto.

Se propone dar un sentido más interregional a los PI, de forma que, coordinados por el Estado, puedan ser más fácilmente incluidos en los presupuestos de otros fondos, como el FEDER.

6) Respecto al tema de Simplificación y cofinanciación:

Necesidad de simplificar el procedimiento y facilitar la tramitación de los proyectos, definir con mayor claridad los criterios de valoración y de exclusión, y darles continuidad permitiendo programación a medio y largo plazo.

A favor de la discriminación positiva para hábitats y especies prioritarias, y de dar más peso a los indicadores técnicos al valorar la calidad de un proyecto.

Partidarios de aumentar los porcentajes actuales de límite de la categoría de asistencia y/o la de "gastos generales" que no necesitan justificación.

Respecto a la consideración de ciertos gastos como no elegibles, en el caso de los costes de personal permanente no se considera adecuado, ya que la dedicación de los gestores del proyecto deberían ser gastos elegibles. Respecto al IVA, tampoco parece justificada su exclusión como gasto elegible. Debería realizarse un esfuerzo en encontrar otras medidas para abaratar costes de gestión del programa.

Sobre simplificación, en la evaluación del proyecto podría estudiarse un procedimiento en dos fases, con una "preselección" previa de propuestas simplificadas para evitar el esfuerzo de preparar y evaluar un LIFE inútilmente.

7) Respecto al tema de Equilibrio territorial:

Se considera acertada una distribución geográfica de los proyectos.

El equilibrio territorial puede ser una herramienta útil, pero es necesario que se recojan las particularidades de cada Estado Miembro. La diversidad y los recursos naturales no están igualmente repartidos en la UEy esnecesario atender al diferente peso que recae en los Estados en el mantenimiento del patrimonio natural comunitario.

Aclarar si el concepto de equilibrio territorial se circunscribe exclusivamente a los PI o a todos en general. Se propone que el concepto de solidaridad y reparto de responsabilidades se aplique a todos los proyectos.

8) Respecto al tema del Papel de los Estados miembros, se destaca que:

Es importante que los Estados miembros participen activamente en la definición de los criterios de elegibilidad y de evaluación del programa LIFE, y que los sistemas de evaluación de los proyectos sean claros y transparentes.

Posibilidad de que los Estados miembros pudieran intervenir en la elaboración de los indicadores técnicos para la valoración de la calidad de los proyectos.